Pagos a la Madre Tierra o “Pachamama” en señal de agradecimiento

Pagos a la Madre Tierra o “Pachamama” en señal de agradecimiento

Desde los primeros peruanos hasta el día de hoy siempre se tuvo presente la importancia de la madre tierra para la sobrevivencia de todos, desarrollando por este motivo una fuerte conexión entre la naturaleza y el hombre, estos lazos estaban basados en el temor, respeto y la adoración. Se tenía presente en todo momento que los hombres y los animales dependían exclusivamente de lo que la tierra podía producir y proporcionar, lo cual llevó a la necesidad de expresar de una u otra manera un culto hacia la madre tierra o Pachamama como fuente de vida. La religión del mundo andino tenía sus raíces en las ceremonias ancestrales, las cuales vinculaban al hombre con su hábitat, por otro lado, dentro de la cosmovisión andina, el dios sol o también denominado Inti, era uno de los dioses más importantes y padre de todo lo creado bajo sus dominios y los Cerros o también denominados Apus eran considerados los guardianes de todo en cuanto se encontraba en el suelo como las plantas y animales, los cuales empezaban y culminaban su vida sobre la Pachamama.

Pagos a la Madre Tierra o “Pachamama” en señal de agradecimiento

Debido a todo esto, los antiguos peruanos agradecieron todo cuanto la naturaleza les ofrecía en los llamados pagos o "pagapus", los cuales eran una muestra de retribución y reciprocidad, de esta manera, los hombres agradecían a los espíritus que tenían el poder de controlar las fuerzas naturales, ofreciendo a estos las mejores muestras representativas de los bienes o beneficios que les fueron dados, entre las ofrendas que están enterradas en la Madre Tierra se podían encontrar casi siempre las hojas de coca que, para el pueblo andino, son mediadores entre la naturaleza y el mundo humano; diferentes semillas de grano, plata trabajada y no trabajada, "sullus", "chicha", vino, grasa animal, mermeladas y "huairuros" (las cuales eran semillas de color rojo y negro que simbolizaban la buena fortuna).

Pagos a la Madre Tierra o “Pachamama” en señal de agradecimiento

Para la ceremonia que también era conocida como "pago a la tierra" y que se sigue realizando incluso hasta el día de hoy de manera mucho más frecuente en los Andes peruanos, comienza desde el primer día del mes de agosto o también llamado “QhapaqSituwa” y continuó durante todo ese mes, dicho mes estaba destinado a la purificación humana, pago a la Pachamama y en el caso de la ciudad Imperial del cusco, también es el mes de los vientos “Wayra”; según los antiguos hombres de la sierra peruana, se cree que es durante este mes donde la Pachamama tiene hambre y sed, por lo que es necesario satisfacerla, alimentarla y ofrecerle el mejor alimento para dar su fuerza y energía para el año venidero.

Pagos a la Madre Tierra o “Pachamama” en señal de agradecimientoPagos a la Madre Tierra o “Pachamama” en señal de agradecimiento

Una forma no tan elaborada y que se puede hacer durante todo el año son las famosas "apachetas", las cuales consisten en realizar una pila de piedras a manera de torre que los excursionistas dejan cerca de los Apus, o en cualquier abra como señal de respeto, finalmente en las fiestas patronales o reuniones sociales es común ver como se arroja un poco del primer vaso de cerveza, chicha o vino sobre la tierra, a manera de respeto y agradecimiento de todos los recursos por la Madre Tierra para el consumo humano.

Pagos a la Madre Tierra o “Pachamama” en señal de agradecimiento

Descubre las tradiciones de los Incas en tu viaje a Perú, realiza la reserva de tu paquete turístico a Perú y déjate sorprender por la maravilla del mundo Machupicchu, vive esta aventura en los mejores hoteles en Cusco, no esperes más y realiza tu reserva ya.